Para miles la escasez del agua es un problema crítico en su nación. Sin embargo, un milagro sucede en tierras secas donde fluye agua gracias a la oración y ayuda de una organización cristiana.
Bulawayo es la segunda ciudad más grande de Zimbabwe y es el hogar de 700.000 personas. Pero es también el hogar de una crisis de agua en aumento. “Es muy difícil encontrar agua allí”, dice Mark Gaither de la organización cristiana Global Aid Network. “Otras agencias gubernamentales han tratado de encontrar agua en esta zona, pero no han podido. En cambio nosotros vamos a las zonas mas difíciles porque es ahí donde el poder de Dios se glorifica”, agregó.
Al ver Bulawayo como un “lugar difícil,”  Mark Gaither comenzó a trabajar allí, sabiendo que Dios tenía el poder para saltar el agua desde el suelo seco. Personal GAiN EE.UU. trabajó con geólogos para encontrar buenas bolsas de agua que podrían servir como pozos. Pero el agua parecía estar agotada, los meses pasaban y no se encontraba nada.
Era desalentador, pero continuaron sus oraciones y el trabajo duro, lo que desató el interés de la gente del lugar. “Vieron nuestra diligencia, y se unieron a nuestro trabajo a pesar de no tener éxito para conseguir agua. Nuestra credibilidad con ellos aumentó de manera, que entonces nos dio una mayor oportunidad de compartir el Evangelio con ellos “, dijo Gaither.
Después de los meses de trabajo y de oración: “Dios nos bendijo con éxito, y hemos sido capaces de encontrar agua. Así que después de poco tiempo, tuvimos una fuente de agua que es un verdadero milagro para esa zona”, afirmó Mark. Considerando que alrededor de 2.000 personas se beneficiarán de agua que abunda en el pozo.

Deja tu Comentario

comments