Los aldeanos del estado de Uttar Pradesh, en la India, persiguen a los cristianos, forzándolos a participar en rituales hindúes. Si los seguidores de Cristo rechazan la imposición, le cortan el suministro de agua, viéndose afectada toda la aldea de Jalalabad, distrito de Ghazipur, que dependen del agua para irrigar sus campos.

“¿Cómo vamos a sobrevivir si no cultivamos nuestras áreas de cosecha?”, dijo Sasikala Kumari, resaltando que la policía de la aldea permite que los hindúes corten el suministro de agua a los cristianos. “Todos se unieron y están conspirando contra nosotros”, denunció. El 25 de abril, los aldeanos hindús golpearon a los líderes cristianos, acusándolos ​​de convertir a los hindúes al cristianismo.
“Cuando nos resistimos a negar a Cristo, los hombres y las mujeres de la aldea nos golpearon aún más fuerte”, contó Pushpa Kumari. Un total de otros 13 jóvenes cristianos fueron obligados a participar en el ritual hindú y negar a Cristo. “Los jóvenes fueron forzados por los extremistas a consumir hojas de gangajal y tulsi y decir que no son más cristianos”, dijo Pushpa.

Como parte de la extorsión, los extremistas negaron el agua a los cristianos. “El presidente y los residentes decidieron no dejarnos irrigar y nuestro campo se seca y se quema, se está muriendo”. Gupta, el presidente de aldea, dijo “Si nadie en la aldea quiere vender agua de los pozos, es elección personal”. Preguntado si una mercancía básica como el agua puede ser negada a un pueblo con bases religiosas en un país secular como la India.

Deja tu Comentario

comments