Un atleta israelí que participó en un torneo de Judo tuvo que celebrar la presentación de su medalla de oro cantando él mismo el himno de Israel y sin la bandera de su nación.

Tal Flicker ganó su oro en un torneo en Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos, donde los símbolos israelíes están prohibidos y los organizadores del evento se negaron a reproducir “Hatikvah” (“La Esperanza”), el himno nacional de Israel.

Entonces, Flicker cantó el himno de Israel al lado de la bandera y el himno de la Federación Internacional de Judo.

La compañera israelí de Flicker, Gili Cohen, ganadora de bronce en la competencia femenina, le sucedió lo mismo. De hecho, todo el equipo israelí se vio obligado a competir sin ningún símbolo de identificación.

Ningún otro país fue tratado de esa manera en el torneo.

Flicker dijo que tomó la decisión de cantar el himno nacional porque “Israel es mi país y estoy orgulloso de ser israelí”.

La prohibición de los símbolos israelíes se produjo a pesar de la demanda de la Federación Internacional de Judo de que sus atletas reciban el mismo trato en Abu Dabi.

Deja tu Comentario

comments