El delantero del Barça marca el último gol en la final ante la Juve. En la celebración ante las cámaras, destaca y resalta a nivel mundial el nombre de Jesús.

El F.C. Barcelona venció en la final de la Champions League disputada en Berlín ante la Juventus de Turín, por 1-3.

Fueron protagonistas del partido varios jugadores: Iniesta (mejor jugador del partido), Xavi (que termina su carrera en el Barça con otro triplete), así como Rakitic y Luis Suárez (autores de los dos primeros goles).

Al final de los 90 minutos, comenzo la celebracion en la que muchos de los jugadores lucieron banderas y todo tipo de signos que les identificaban.

Entre ellos, Neymar, que en el último minuto del descuento marcó el gol definitivo, con el que sentenció y concluyó el partido.

Nada más terminar el partido, la estrella del F.C. Barcelona se colocó una cinta blanca en la cabeza, en la que se leía claramente la leyenda: “100% Jesús”.

En uno de los eventos deportivos mundiales de mayor cobertura mediática las cámaras captaron repetidas veces al jugador  una estrella mundial, charlando con los compañeros, celebrando el trunfo, llorando de alegría y levantando después la copa, siempre con el mensaje bien visible.

Deja tu Comentario

comments