Él es un cristiano devoto, con una modelo como novia y profesor universitario como padre, y que con un gol maravilloso consiguió ganar la Copa del Mundo para Alemania.

Mario Götze, apodado “niño milagro” por su entrenador, fue visto por más de 1 billón de personas cuando escribió su nombre en los libros de historia y rompió los corazones argentinos con su espectacular gol en tiempos extra.

El jugador de 22 años de edad, celebró su recién ganado estatus de héroe nacional saludando a la canciller alemana Angela Merkel, emocionadose en el vestuario después del partido, y yendo de fiesta toda la noche con la popstar Rihanna.
La final en el estadio de Maracaná fue el evento deportivo más grande en la historia de Facebook con 280 millones de interacciones, rompiendo el récord anterior del Super Bowl en 2013, mientras que en Twitter se rompió otro récord con unos masivos 618.725 tweets por minuto tras el pitido final.

Nacido en la ciudad de Memmingen, Baviera, el padre de Götze, Jurgen, fue profesor en la Universidad de Tecnología de Dortmund.

Su novia es la modelo alemán de 24 años de edad y aspirante a cantante, Ann-Kathrin Brommel.

Su relación se hizo pública por primera vez hace dos años con unas fotografías tomadas en un yate en Ibiza.

Götze agradeció a su familia por ayudarle a tener éxito.

Él dijo: “Es una sensación increíble. Yo no sabía lo que estaba pasando. Es indescriptible. Un sueño se hizo realidad. Es absolutamente sensacional.

“Le debo mucho a mi familia, mi novia y parientes cercanos que siempre creyeron en mí. Eso es muy importante.”

Brommel, quien comenzó a modelar a la edad de 16 años, es probable que sea aún más reconocida ahora que su novio ha alcanzado fama internacional de por vida.

Sin embargo no es probable que se escuchen campanas de boda en un futuro cercano. Brommel dijo recientemente a la revista GQ de Alemania que no tiene ganas de nada más serio en este momento.
Ella dijo: “No entiendo cuando el objetivo de alguien es ser solo esposa. Y aunque soy la novia de Mario Götze, tengo mis propias metas personales que quiero lograr antes. De lo contrario, no podría estar más feliz.”

Götze se trasladó a Bayern Munich por £ 29 millones, ganando un estimado de £ 5.5 millones en el club.

Él es conocido por sus creencias religiosas, escribiendo en Facebook recientemente que su vida se rige por “La confianza, la esperanza, la fuerza, la fe”, y agregó: “Dios mío, quiero tomar un minuto. No para pedir algo pero simplemente para darte las gracias por todo lo que tengo.”

Hubo escenas salvajes en Berlín como cuando un estimado de 200 mil personas que se reunieron para ver el partido en “milla de los fans” de la histórica Puerta de Brandeburgo donde se celebró hasta altas horas de la noche después de la famosa victoria, lanzando fuegos artificiales, bengalas de humo y agitando banderas.

Mientras tanto Götze y sus compañeros alemanes disfrutaron de su victoria con los amigos y la familia, antes de salir de fiesta con Rihanna, que publicó fotos de ella y el centrocampista estrella, sostienendo el trofeo Jules Rimet.

Después que su gol aseguró la Copa Mundial para Alemania, su entrenador Joachim Low rápidamente lo llenó de halagos.
Dijo: “Mario es un muchacho milagro, un maravilloso jugador que puede jugar muchas posiciones que tiene una técnica superior siempre supe que podría ser decisivo.”

Deja tu Comentario

comments