Josué Del Cid interpreta el tema «Toma toda mi vida», sencillo número once de la producción «Jesús salva» y el último en darse a conocer. También presenta el videoclip del tema, realizado durante la grabación en vivo en el Congreso Adoradores, en marzo de este año.

«Toma toda mi vida» es un canto de adoración compuesto por Josué Del Cid, en cuyas estrofas cual vertió su corazón delante de Dios al escribirlo, sentado al piano. Sus versos son palabras de entrega total, espíritu, alma y cuerpo rendidos a la voluntad de Dios: «Tómame como un sacrificio vivo. Tómame, si mis manos hoy te sirven… ya no vivo para mí… te rindo mi corazón.. toma toda mi vida».

Josué explica que la letra está inspirada en Romanos 12:1, «dónde dice que presentemos nuestros cuerpos como un sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es nuestro culto racional». Afirma que cuando compuso la canción lo hizo «con un corazón completamente rendido a Dios, dispuesto a hacer lo que él quiere que yo haga», si bien no se imaginaba que parte de lo que Dios quería es que el tema formara parte de una de las producciones más importantes del año.

«Fue de esas canciones y oraciones en las que instantáneamente sentí la presencia de Dios y melodías y letras fluyendo de un corazón rendido, dispuesto para Dios. Y no imaginé en ese cuarto donde compuse la canción con un piano, entregándome a Dios, que esas letras irían hasta Monterrey, México, en un auditorio frente a miles de personas, en una grabación en vivo con Marcos Witt y otros adoradores cantándolas», dice con sincero asombro. «Ver esa canción uniendo miles de voces hacia América Latina y otros lugares, y que eso fuera a producir el mismo efecto que produjo en mí en los corazones de otros para mí realmente ha sido un sueño» agrega.

El videoclip muestra a Josué Del Cid ministrando adoración a Dios con la canción que se convirtió tanto en su primera participación en un Congreso Adoradores, como en su primer tema grabado en vivo. Le acompañan apoyando en los coros los salmistas que participaron en el evento: Marcos Witt, Coalo Zamorano, Lorena Zamorano, Harold y Elena, Kelly Spyker y Evan Craft.

«Fue una bendición haber sido parte de este proyecto que tiene como objetivo llevar a Jesús a las vidas, los hogares y las naciones, y anhelo que esta canción también pueda llevar a Jesús como el centro de nuestro corazón y de nuestra voluntad», concluye Josué.

Deja tu Comentario

comments