Con 14.000 soldados desplegados en la zona fronteriza, Israel ha intensificado de forma significativa los ataques aéreos en la Franja de Gaza con el objetivo -según los principales analistas militares- de castigar y presionar al grupo islamista Hamas para que pida una tregua inmediata y cese sus ataques contra las ciudades israelíes.
Pese a la incesante presión aérea israelí, Hamas ha lanzado esta tarde una ráfaga de cinco proyectiles contra Jerusalén. La bateria defensiva israelí ‘Cúpula de Hierro’ ha interceptado dos en los cielos de la ciudad mientras los otros al parecer tres han caído en los alrededores sin provocar muertos o heridos.

Horas antes Hamas había disparado proyectiles contra la ciudad deTel Aviv y la zona del reactor nuclear israelí en Dimona. La batería defensiva “Cúpula de Hierro” ha interceptado los apuntados al centro del país mientras el de Dimona ha caído en campo abierto sin provocar muertos o daños.

Israel ha pedido este jueves por teléfono a los habitantes de la Franja que viven en las zonas cercanas a la frontera que abandonen sus casas. La pregunta es si es parte de la guerra psicológica o un primer paso en los preparativos para una incursión terrestre.

El minigabinete de seguridad israelí se reúne de nuevo esta tarde para estudiar los próximos pasos “sin descartar ninguna opción”. La Yihad Islámica y Hamas ya han advertido que están preparados ante una eventual invasión.

Con el aumento de los ataques aéreos contra centenares de objetivos en Gaza, se dispara el número de bajas. Desde el inicio de la ofensiva en respuesta a los proyectiles de Hamas contra Israel, hay ya al menos 81 muertos y más de 500 heridos. Según fuentes médicas, un 70% de los 81 fallecidos son civiles, incluidas las siete personas -cuatro mujeres y tres niños- que murieron de madrugada al ser bombardeadas unas viviendas de Jan Yunes al sur.

En la Franja -una de las zonas más densamente pobladas del mundo- cada civil se siente objetivo. Los líderes palestinos protestan ante lo que definen como “ataques desproporcionados contra la población”.

“Israel ha lanzado una guerra generalizada contra el pueblo palestino.Nos esperan días muy difíciles”, denuncia el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Abu Mazen. El portavoz de Hamas, Sami Abu Zurhi, añade: “Tener como blanco a mujeres y niños es una prueba del fracaso del enemigo”,

En conversación telefónica con varios líderes mundiales, Netanyahu afirmó ayer que “Israel hace lo posible para evitar la muerte de civiles. Hamas comete un doble crimen. Ataca de forma deliberada a civiles israelíes usando como escudo civiles palestinos. Hamas rompió la tregua, no escuchó nuestros avisos y ahora lo está pagando”.

El líder de Hamas en el exterior, Jaled Meshal, rechaza la fórmula “calma a cambio de calma” y responsabiliza a Netanyahu “y su banda de criminales” de la actual situación. En un mensaje directo a los israelíes, añade: “Debéis protestar ante vuestro Gobierno de radicales que, por su culpa, estáis en los refugios”.

En Israel, donde se han registrado varios heridos desde el pasado martes, siguen rezando por el éxito de la ‘Cúpula de Hierro’ que ha neutralizado 70 proyectiles dirigidos a zonas residenciales en el sur y centro de Israel.

Con un arsenal de 10.000 proyectiles y cohetes, Hamas dispone de varios centenares de largo alcance como los de fabricación propia (M-75) y contrabando (M-302). Hace 12 años, Hamas presumía de un nuevo cohete casero. Lo llamó “Qassam” y volaba tres kilómryto. El objetivo era la vecina Sderot. Hoy, su brazo se alarga 140 kilómrytod de Gaza y alcanza las puertas de Haifa. Centenares de millones de dólares invertidos, el apoyo de Siria e Irán y teniendo como modelo al grupo chií Hizbulá, Hamas ha multiplicado su arsenal. En cualquier caso, sin comparación con el ejército más poderoso de la zona.

¿A qué se debe este aumento de los bombardeos? Citado por el diario Yediot Ajaronot, un oficial comenta: “Como Nasrala [líder de Hizbulá] que se arrepintió después de iniciar la guerra en 2006, Hamas también verá que no fue inteligente romper la tregua cuando vea sus daños en Gaza”.

Preguntado o mejor dicho criticado por el hecho de que Israel con toda su capacidad militar y tecnológica no consigue frenar el lanzamiento de proyectiles de largo alcance, responde que Hamas los esconde debajo de edificios llenos de familias. “Atacamos lo que podemos pero no bombardearemos el hospital en el que Hamas esconde proyectiles de largo alcance”, apunta.

Deja tu Comentario

comments