Israel ha ordenado el despliegue de sistemas de defensa antimisil SkyShield en los vuelos de Arkia e Israir que se dirigen a Eilat (en el sur de Israel), tras la ofensiva perpetrada por Wilayat Sina -un grupo yihadista adherido al Daesh- en la península del Sinaí hace dos semanas.

La medida fue tomada por temor a que los grupos terroristas fundamentalistas islámicos que operan en el Sinaí traten de atacar a los aviones civiles israelíes que vuelan cerca de la frontera egipcia.

El sistema combina rayos laser con una cámara térmica para desbaratar los misiles tierra-aire y cambiar la trayectoria de llegada.

La empresa de alta tecnología de defensa israelí Elbit Systems comenzó a desarrollar el sistema de interferencia SkyShield hace una década, tras un ataque contra una aerolínea comercial israelí que no llegó su objetivo.

El gobierno de Israel ha invertido 76 millones de dólares en el desarrollo y construcción de SkyShield para la aviación comercial, que se coloca como un dispositivo en la parte inferior de la aeronave comercial.

Estos dispositivos sólo pueden usarse en casos especiales debido a que repercute en un desgaste adicional al que sufren los aviones, y al aumento de peso y coste de combustible que ocasionan.

Deja tu Comentario

comments