Un estudiante belga recorrió miles de kilómetros hasta Austin, en EEUU, para conocer personalmente a un completo extraño porque Facebook le sugirió que se conviertan en amigos.

Victor Van Rossem , de 24 años, estaba intrigado cuando Facebook le mostró como “amigo sugerido” a Neal Retke, un señor de 49 años, de la ciudad de Austin, en el estado de Texas, porque era evidente que, a no ser por algún conocido mutuo, no tenían entre ellos ninguna conexión. “Facebook nos sugirió que nos hagamos amigos y yo pensé que era bastante absurdo”, contó Víctor.

Pero a medida que pasaba el tiempo, mirando las imágenes que Neal subía a la red social, Victor se comenzó a interesarse cada vez más en la vida de este desconocido. “Me sentí fascinado por él. Tenía una larga barba y parecía un poco excéntrico. Hacía performances de arte y pinturas de criaturas míticas y extrañas bestias que sólo me hicieron interesarme más en él “.

Victor finalmente decidió que quería conocer a Neal. Intentó ponerse en contacto con el artista en Facebook y al no recibir una respuesta decidió simplemente ir a visitarlo en persona y preguntarle si quería ser su amigo.

“Hoy en día se puede ser amigo de cualquiera en cualquier lugar, con sólo hacer clic en un botón de Facebook. Pero yo quería llevar el tema de la amistad de vuelta al mundo real “, explicó Víctor. Así que se embarcó en un viaje de 8000 kilómetros junto con su amigo Bran Van Lee, encargado de documentar la experiencia.

Una vez que llegaron a Austin, el dúo pasó una semana buscando a Neal, recorriendo la ciudad y colocando carteles que decían: “¿Conoce o ha visto a este hombre? Facebook dijo que podíamos ser amigos ¡Por favor ayúdeme! “. Incluso se hicieron camisetas con la frase “Neal D. Retke presidente” para llamar la atención.

“Al principio pensamos que nuestras posibilidades de encontrarlo eran muy escasas, pero luego visitamos algunos lugares en Austin que sabíamos que le gustaba ir hasta que finalmente encontramos a alguien que lo conocía”, reveló Víctor. Esta persona les sugirió que podrían encontrar Neal en una firma de libros y ese fue el lugar donde Víctor finalmente se reunió con el desconocido que estaba buscando.

“Estábamos nerviosos cuando lo vimos”, dijo. “No sabíamos cómo iba a reaccionar, pero después de contarle toda la historia él sólo se rió y dijo ‘bueno, me encontraron’ como si nos hubiera estado esperando.”

Al parecer Facebook estaba en lo cierto al sugerir que Víctor y Neal se conviertan en amigos. Los dos se cayeron muy bien y pasaron juntos las siguientes tres semanas. “Nos hemos divertido muchísimo con Neal, y lo consideramos un verdadero amigo. Todavía estamos en contacto a través de Facebook y él podría venir a visitarnos el próximo verano “.

 

Deja tu Comentario

comments