Un estadounidense asaltó un banco con el objetivo de ser enviado a la cárcel y escapar de su mujer, según una denuncia elevada ante un tribunal de Kansas.
La realidad muchas veces supera a la ficción. Luego de sostener una discusión matrimonial, Lawrence Ripple decidió tomar una drástica decisión: robar un banco y luego dejarse capturar por la policía. ¿La razón? Prefería estar en la cárcel que seguir viviendo con su esposa.
La discusión. “Prefiero estar preso que en casa”, dijo Lawrence Ripple a su esposa de nombre Remedios, justo después de sostener una discusión. La pelea ocurrió el viernes pasado en su casa de Kansas (EE.UU.), según informa la agencia AFP.
El hombre de 70 años se acercó a una agencia bancaria de Kansas City y entregó a un empleado un mensaje en el que decía: “Tengo un arma de fuego, dame el dinero”. Ante la amenaza, el cajero le entregó cerca de 3.000 dólares.
Lejos de salir huyendo con el botín, Lawrence Ripple tomó el dinero y se dirigió a la puerta de la agencia bancaria y esperó la llegada de la policía. Cuando los agentes arribaron al lugar se sorprendieron por la pasividad con la que reaccionó este hombre al momento de ser detenido.
Horas después, cuando fue interrogado, Lawrence le explicó a un agente que había cometido el atraco porque no soportaba seguir viviendo con su esposa. Ahora el anciano está bajo custodia policial y afrontaría cargos por robo agravado, cuya condena puede alcanzar hasta los 20 años de prisión.

Deja tu Comentario

comments