Un hombre se arrojó a un río cerca de la localidad de Shiyan, en la China, tras conocer a la mujer con la que había accedido a casarse porque la dama en cuestión no era de su agrado e iba a “arruinar” su imagen.

Kang Hu, de 33 años, había decidido tener un matrimonio arreglado pero cuando llegó al altar y vio a la mujer que le eligió la casamentera salió despavorido y se tiró a un río.

Hu explicó que la novia elegida para él, identificada como Na Sung, de 30 años, iba a arruinar su imagen por ser “demasiado fea”.

“Me siento mal por lo que pasó, pero apenas la vi supe que no era lo que yo quería y me di cuenta de que ella sería muy mala para mi imagen. Mis padres habían arreglado este matrimonio y no vi otra salida más que el suicidio”, declaró el joven tras el episodio.

Desesperado ante el prospecto de pasar toda su vida junto a una mujer que no le atrae físicamente, el hombre se disculpó con Na Sung y salió corriendo apenas comenzó la ceremonia.

“Fue un momento muy incómodo para todos. La novia estaba devastada, sus familiares estaban furiosos, los de él también y nosotros, sus amigos, estábamos avergonzados”, explicó Chan Wang, uno de los allegados del novio fugitivo.

“Kang tiene gustos muy específicos y había sido obligado a concertar este matrimonio”, agregó el amigo del joven, sin aclarar qué tenía de malo la mujer elegida por la casamentera a pedido de los padres del novio.

El novio saltó al río con tal de salir del apuro, pero casi muere ahogado. La Policía local logró rescatarlo cuando flotaba espalda para arriba cerca de la orilla.

Deja tu Comentario

comments