El insólito hecho ocurrió en el Partido de la Matanza, Provincia de Buenos Aires, cuando el municipio multo por exceso de velocidad al auto que estaba siendo remolcado por la grúa.

La fotografía del radar muestra que el vehículo iba arriba de la grúa cuando le labraron el acta por exceso de velocidad.

El dueño del automóvil, llamado Marcelo recibió la multa en su domicilio por no respetar los límites de velocidad cuando la grúa se encontraba circulando por la avenida Monseñor Bufano al 3300, en el municipio de La Matanza. En ese tramo la máxima permitida es de 60 kilómetros por hora y el vehículo iba a más de 91. Obviamente lo ridículo del caso es que el auto no estaba rodando por sí mismo.

Desde el Municipio reconocieron que la multa existió, pero aclararon que fue anulada. Y que todo ocurrió porque el sistema de fotomultas está automatizado y las cámaras están programadas para capturar las imágenes de las patentes.

Deja tu Comentario

comments