No habían transcurrido más de 15 de los 60 minutos que Cristina Fernández empleó para una de las más polémicas exposiciones de su gestión cuando el principal tema comentado por los miles de usuarios de Twitter era “la muda”, el apodo obvio de la mujer que se encarga de traducir la palabra presidencial al lenguaje de señas para garantizar la comunicación con los sordomudos y es la silenciosa ocupante de una pequeña ventana en el extremo inferior derecho de la pantalla chica.

Pocos discursos han dejado tanto para el debate como el del martes previo al paro nacional de la CGT, pero la red de microbbloging que fuerza pronunciamientos en no más de 140 caracteres exhibió como casi siempre un particular tipo de abordaje en el que defensores y críticos de la política presidencial optaron por cruzarse pero usando el humor y la ironía como arietes que descargaron sobre la figura de la traductora.

No es la primera vez -y seguro no será la última- en que el hashtag “la muda” se convierte en trending topic. La traductora irrumpió como estrella de las redes sociales el pasado 1 de marzo, cuando gesticuló durante 3 horas en ocasión de la apertura de sesiones ordinarias del congreso nacional.

Ese día su labor fue tan intensa que el tweet más celebrado resultó “Néstor no se murió/Néstor no se murió/Se nos muere #LaMuda” y “creo que #lamuda hizo señas para pedir el cambio, pero desde el banco no la vieron”. Por la repentina fama de la intérprete llegaron las notas de investigación y entonces supimos que había dos especialistas al servicio de los discursos presidenciales: Laura Astrada y Mabel Remón.

Sin embargo el público de las redes sociales prefiere verlas como una sola. La última cadena nacional se anunció con apenas una hora de antelación y hasta esa cuestión fue objeto de comentario.

“Hoy se desgarra #laMuda, xq no le dieron tiempo para calentar por la Cadena Nacional. Se abren apuestas sobre que va a decir” fue uno de los mensajes previos al discurso de Cristina.

Después llegaron algunas obviedades (Cuando Cristina Dice Néstor Kirchner #LaMuda mira para el cielo y desvía un ojo”), otros tweets críticos (“Los Archivos fotograficos son implacables” Dice CFK y #LaMuda se pone colorada de vergüenza) y algunos de humor negro (Cuando Cristina nombra a Scioli #LaMuda esconde un brazo, ¿vieron?).

Por supuesto no podía estar ausente el tema del paro, sobre el que la Presidenta volvía con insistencia aunque sin nombrarlo.”Harta de tanta Cadena Nacional -y acalambrada- #LaMuda dijo por señas que mañana adhiere al paro de Hugo Moyano” aseguró uno de los mensajes más reenviados. La réplica no tardó en llegar: “Menos mal que cuando habla Moyano no tiene a #LaMuda. No sabría cómo hacer las señas comiéndose las eses”.

En la misma jornada que marcó el retorno triunfal de “la muda”, Twitter conservó algo de la formalidad de los grandes debates para “ganancias” y “CGT” que, hay que reconocerlo, también fueron TT en la víspera de la protesta convocada por Hugo Moyano.

 

Deja tu Comentario

comments