En una carta publicada por El Vaticano, el máximo líder de la Iglesia Católica dijo que permitirá que sacerdotes absuelvan a mujeres que hayan abortado y que muestren arrepentimiento.

“He decidido, a pesar de todo lo contrario, conceder a todos los sacerdotes para el Año del Jubileo la discreción de absolver el pecado del aborto a todos aquellos que lo hayan cometido, y quienes, con corazón arrepentido, busquen el perdón,” dijo el papa en la pieza de correspondencia.

El Papa dijo también que el hecho de que la gente confiese “el aborto y otros pecados graves, es motivo para que la iglesia de gracias a Dios”.

Algunos expertos en políticas de la Iglesia Católica han dicho que la nueva decisión del Papa se suma a una serie de esfuerzos enfocados en incluir a feligreses.

El pastor y teólogo evangélico Leonardo de Chirico ha comentado “Francisco quiere maximizar la misericordia y quiere usar la práctica medieval de indulgencias para promoverlo. Es un movimiento liberal con una herramienta medieval”.

“Esto significa – continúa el experto evangélico – que católicos y evangélicos tenemos una doctrina fundamentalmente diferente del pecado, la gracia, la salvación y la iglesia. Según la Biblia, Dios es el que perdona el pecado y la iglesia puede dar testimonio de la confesión del pecado, pero no tiene el poder de administrar la gracia y establecer reglas para ganar el perdón”, explica Leonardo de Chirico,

En cuanto a la santidad y el perdón de pecados, que el Papa liga en este documento a la consecución de indulgencias, los evangélicos consideran que se trata de una doctrina errada. “Los evangélicos tenemos el mayor respeto por la vida. Pero este importantísimo valor no tiene nada que ver con la promoción de las indulgencias. En lugar de prometedoras indulgencias plenarias, el Papa debería comenzar a predicar el evangelio bíblico, centrado en Cristo solamente y sólo en base a la Biblia”.

Deja tu Comentario

comments