Brandon y Crystal, de 35 años, se conocieron en la aplicación de citas online Bumble, y tuvieron su primera y única cita el día 6 de mayo. Brandon compró dos entradas para la proyección 3D de Guardianes de la Galaxia Vol.2, y cuenta que todo iba bien hasta que, durante la película, su cita sacó el teléfono y comenzó a enviar mensajes de texto durante 15 minutos.
En un momento dado, no pudo soportarlo más, y le pidió a la mujer que dejara de enviar mensajes, o que saliera al vestíbulo. La joven salió, y nunca regresó, dejando a Brandon sin nadie que lo lleve a casa, ya que ambos habían llegado al cine de Barton Creek Square en el auto de la chica. Más tarde envió un mensaje a Crystal para pedir su dinero de vuelta, y cuando ella se negó a pagar los USD 17.31 del ticket, no encontró más remedio que llevarla a los tribunales.
“Fue una primera cita infernal”, contó Brandon, y agregó que mandar mensajes de texto en una sala de cine es una de sus mayores “manías”. En su presentación ante la corte, menciona que la acusada activó su teléfono “al menos 10-20 veces en 15 minutos para leer y enviar mensajes de texto”, una afirmación discutida por su cita. Ella dice que fueron sólo un par de veces, y sólo porque su amiga se había peleado con su novio, y le estaba brindando el apoyo necesario.
“Tuve un muy breve cita con Brandon, que elegí terminar prematuramente. Su comportamiento me puso muy incómoda, y sentí que tenía que alejarme de la situación por mi propia seguridad,” aseguró Crystal, cuyo apellido no ha sido revelado. “Ha exagerado la situación mucho más allá de lo que cualquier persona sana mentalmente haría. Me siento mal por haber herido tanto sus sentimientos, como para invertir tanto tiempo y esfuerzo en busca de venganza. Espero que un día pueda superarlo, y encontrar paz en su vida“.
Pero Brandon obviamente no es el tipo de persona que deja ir este tipo de cosas, sobre todo porque no se trata sólo de él, sino de todas las personas que salen en citas en todas partes.
“Si bien la indemnización solicitada es modesta, el principio es importante, ya que el comportamiento de la acusada es un peligro para la sociedad civilizada,” escribió Vezmar en su presentación ante la corte.
“Presenté mi demanda por whatsapear en el cine, porque el protocolo de citas online se encuentra en un nivel tan bajo, que necesita ser corregido de forma activa. La gente sabe lo que quiero decir, que es parte de por qué la historia se volvió viral. Ya basta de experiencias absurdas, egocéntricas, o bizarras“, escribió más tarde en Twitter.
A pesar de que suena como la peor primera cita del mundo, Brandon dice que ha recibido un gran apoyo en las redes sociales, incluyendo a muchas mujeres. “Nunca me han llamado héroe tantas veces en mi vida”, escribió él.
Por otro lado, Crystal, que se enteró de la demanda después de haber sido contactada por los medios, afirma que no hizo nada malo, y que Vezmar exageró todo el asunto fuera de proporción.
“No soy una mala persona, simplemente salí en una cita”, dijo. “Tenía mi teléfono sin volumen, y no estaba molestando a nadie, tampoco es que chateaba en forma constante”.
En su presentación ante la corte, Brandon Vezmar dice que la acusada estaba en “violación directa” de la política del cine y sus acciones afectaron “negativamente” su experiencia de visualización.
La noticia de la extraña demanda alcanzó a James Gunn, escritor y director de Guardianes de la Galaxia vol. 2, que twitteó “¿Por qué detenerse en una demanda? ¡Ella merece ir a la cárcel!”.

Deja tu Comentario

comments