A veces la realidad supera la ficción.
Un insólito episodio ocurrió en la capital tucumana durante la grabación de una película en la que se simulaba un saqueo a un comercio, cuando un hombre creyó que estaban robando de verdad y aprovechó la oportunidad para llevarse varios artículos.

El tragicómico episodio ocurrió este jueves en un local ubicado en la esquina de avenida Siria y Bolivia, donde se grababa una escena de la película El motoarrebatador, dirigida por Agustín Toscano.

Según destacan medios locales, los integrantes del rodaje advirtieron que un individuo no formaba parte del elenco de actores. Al notar el robo, de inmediato frenaron la grabación y dieron aviso a la policía.

El sujeto había logrado llevarse una colcha, una estufa y un calefón. Aunque devolvió todo lo sustraído del negocio quedó detenido.

Deja tu Comentario

comments