Se han encontrado fósiles que datan de 3.700 millones de años, que coinciden con la aparición de los primeros organismos unicelulares.

Un equipo de investigadores del Departamento de Industrias Primarias, Parques, Agua y Medio Ambiente de Tasmania (DPIPWE, siglas en inglés) junto con la Universidad de ese estado australiano, ha descubierto singulares estromatolitos vivos en las profundidades del Área del Patrimonio Mundial de Tierras Salvajes de Tasmania, informa la revista científica The Daily Galaxy.

El descubrimiento proporciona pistas sobre por qué prosperaron durante millones de años, pero luego prácticamente desaparecieron de todos los lugares de la tierra. “Los estromatolitos fósiles son la evidencia más antigua de vida en la Tierra: ¡aparecieron hace 3.700 millones de años!”, señaló Bernadette Proemse, investigadora principal de la Universidad de Tasmania. Los investigadores dieron con los estromatolitos durante un estudio de humedales cársticos ligados a la turba, un tipo de pantano inusual que se produce solo en suelos de piedra caliza y rocas de carbonato similares.

Deja tu Comentario

comments