Ya sea por costumbre o tratar de mantener la privacidad, son muchos los usuarios que prefieren desactivar los servicios de ubicación de su celular. Bajo la plataforma Android, esa acción no tiene importancia ya que Google recolecta la localización. Sí, sin permiso.

Google confirmó que desde principios de año registra la posición aproximada de los usuarios gracias a las antenas de telefonía, una práctica que le permite “gestionar las notificaciones y mensajes push”. La información fue revelada por Quartz y ahora que salió a la luz trabajan contrarreloj para dar marcha atrás este mismo mes.

“En enero comenzamos a explorar el uso de códigos de identificación de celular como una señal adicional para mejorar la velocidad y rendimiento del envío de mensajes. Nunca incorporamos esos códigos en nuestro sistema de sincronización de redes, por lo que los datos se descartaron inmediatamente”, dijo Google.

Quartz explica que no existe una explicación clara acerca de cómo esa localización ayuda a gestionar mensajes y notificaciones y que, más allá de eso, lo importante es que Google habría traicionado la confianza de los usuarios al violar su privacidad: la triangulación mediante antenas de telefonía es bastante precisa.

El caso ocurre en medio de crecientes quejas acerca de cómo las grandes compañías emplean la información que tienen de los usuarios. Facebook, por ejemplo, fue acusada recientemente de “escuchar” conversaciones y ofrecer publicidad personalizada.

Deja tu Comentario

comments