La Red de Policía de Ecuador, se ha acercado a las comunidades con un objetivo mayor y de gran importancia para las familias; predicarles el evangelio y rescatar a las familias para Jesús, un trabajo que va de la mano del cuerpo de pastores Quito con el Equipo de Policias Para Cristo.
Valor, disciplina, lealtad y un toque de música van agregados a las estrategias de policías llevan el evangelio a través del canto a diferentes rincones del Ecuador.
“Con la música, con la voz, con el canto tratamos de unir a la comunidad, tratamos de unir a la juventud para que vaya por el camino del bien”, dice Darwin Herrería, policía nacional y uno de los cantantes.
“Hemos establecido, hemos ido creando música cristiana, llegando a la gente”, comenta Miguel Cevallos, policía nacional y otro de los vocalistas.
Al terminar sus labores policiales oficiales, los agentes  afinan su voz y sus instrumentos. Saben que servirle a Dios demanda de orden y esfuerzo.
“Ven a la policía con ellos cantando, ven a la policía cerca de ellos; vamos rompiendo esa barrera de pronto de resistencia de los jóvenes ante el policía. Empezamos a generar una amistad y entre amigos podemos llegar a consensos y a compromisos de no consumir drogas”, comenta Cristian Jiménez, organizador del Intercolegial ‘Yo Vivo sin Drogas’.
Una misión que cuenta con el respaldo del gobierno de Ecuador.
“Enviar un mensaje positivo a la ciudadanía; de igual manera ver que la Policía Nacional no solamente se encuentra en el ámbito táctico, operativo y administrativo sino que también tiene cualidades especiales como son la música para poder llegar día a día a las personas”, indica Edwin Minda, policía nacional.
Ser policía es una vocación de servicio con el bien común, con el desarrollo de un país y con el bienestar de la sociedad.
“No vamos a parar hasta lograr que por lo menos los 45 mil policías hayan escuchado algo de Jesucristo y haberles entregado una biblia”, precisa Byron Liger, representante del Ministerio CRISTOPOL Ecuador.

Deja tu Comentario

comments