Un total de nueve familias indígenas evangélicas fueron expulsadas por los católicos de la comunidad Leyva Velázquez, en Chiapas, México.

Según versión de las víctimas, la agresión fue encabezada por las autoridades ejidales y los líderes religiosos, después de que en la comunidad decidieran echarlos tras celebrar una asamblea en la que participó toda la población.

Además creen que el detonante surgió en el ejido vecino de La Florida, donde un miembro de su iglesia fue acusado de homicidio.

A raíz de esta situación, se cree que los líderes del ejido Leyva Velázquez exigieron a los evangélicos de esta localidad a renunciar a su fe, algo que rechazaron, levantándose entonces la amenaza de ser expulsados.

Tras esto, una turba armada marchó contra los hogares evangélicos, que al verlo escaparon hacia la cercana montaña.

Mientras veían de lejos arder cinco de sus hogares, las familias recorrieron el monte huyendo, y tras largas horas de caminata, llegaron hambrientos, sedientos y con frío a la cabecera municipal de Las Margaritas donde pidieron ayuda a la Delegación de Gobierno y el Ayuntamiento.

Fueron alojados provisionalmente en el Auditorio Municipal donde se encuentran a la espera de que intervengan las autoridades.

El portavoz de la Coordinación de Organizaciones Cristianas, Luis Herrera, explicó que desde mediados del año pasado los indígenas evangélicos comenzaron a ser hostigados sin motivo justificado por los líderes del ejido Leyva Velázquez.

Deja tu Comentario

comments