Un pastor nigeriano ha sido encarcelado por el supuesto exceso de ruido que hace su congregación en la ciudad de Murcia, España.

Dos vecinas de la Iglesia Luz de Dios Misión que en apariencia sufrieron episodios de ansiedad y depresión denunciaron el supuesto ruido que producen los fieles durante los servicios.

El pastor ha sido condenado por la Audiencia Provincial a dos años de prisión por un delito contra el medio ambiente, cometido por el exceso de ruidos que provocaban las celebraciones religiosas con los cánticos y la música que se emitía durante las mismas.

El acusado, natural de Nigeria, ha reconocido los hechos y se ha conformado con cumplir la pena acordada por el fiscal del caso y su defensa, que incluye una indemnización de 1.000 euros a cada una de las dos vecinas que denunciaron las molestias que padecían.

Estas actuaciones judiciales fueron iniciadas a instancias de la fiscalía, que se hizo eco de las quejas planteadas por los vecinos de la zona donde se encontraba la iglesia.

El escrito de acusación del ministerio fiscal señala que las mediciones sonoras efectuadas por la Policía Local de Murcia entre los años 2008 y 2011 permitieron acreditar que las viviendas próximas a la iglesia, incluso con las ventanas cerradas, registraban un nivel de decibelios que superaba el límite permitido.

El fiscal indica igualmente que en varias ocasiones esas mediciones no pudieron llevarse a cabo al haber dispuesto el responsable de la Iglesia de dispositivos de alerta que avisaban de la presencia policial.

Como consecuencia de este exceso de ruido, dos vecinas tuvieron que recibir asistencia médica al sufrir estados ansioso-depresivos. Aunque el fiscal, inicialmente, pedía una condena de cuatro años y seis meses de prisión, la ha rebajado a dos años tras el reconocimiento de los hechos por parte del acusado.

Deja tu Comentario

comments