El desbordamiento de tres ríos en Colombia debido a las lluvias intensas destruyó casas y mató al menos a 200 personas mientras dormían, informaron las autoridades. La Cruz Roja informó además que hay 220 desaparecidos y 400 heridos en Mocoa, una ciudad de 42.000 habitantes cerca de la frontera con Ecuador, aunque estas cifras se estan actualizando.
El agua fangosa y los escombros invadieron rápidamente las calles, derribaron casas, arrancaron árboles de raíz y arrastraron autos y camiones. Muchos habitantes no tuvieron tiempo de trepar a los techos de sus casas o buscar terreno alto.
“En una de las iglesias de Mocoa no sufrió mucho, gracias a Dios, por el contrario se ha convertido en centro de albergue y ayuda”, indicó la corresponsal de Mundo Cristiano en Bogotá, Angélica Pacheco. Se trata de la Iglesia Cruzada Cristiana.
El presidente Juan Manuel Santos llegó a la zona de desastre y dijo que el número de víctimas podría aumentar.
Testigos dijeron que sintieron edificios vibrar, y aunque sonó una alarma, no se la escuchó en toda la ciudad. Videos publicados online por los vecinos mostraban grandes extensiones cubiertas de escombros. Se escuchaban voces gritando los nombres de desaparecidos.
Los rescatistas continúan la búsqueda de sobrevivientes y se teme que el número de muertes reportadas aumente con el transcurso de las horas.
Carlos Iván Márquez, quien trabaja en la Agencia Nacional de Desastres de Colombia, dijo que el río se desbordó alrededor de la medianoche, tomando por sorpresa a los residentes desprevenidos en las primeras horas del sábado.
Anteriormente, Herman Granados, un anestesiólogo del hospital local, dijo que hay al menos 300 heridos y que el hospital no tiene sangre suficiente para afrontar una crisis de semejante magnitud.

Deja tu Comentario

comments