Cientos de cristianos han sido amenazados por extremistas hindúes que pretenden cortar en pedazos a todos lo miembros de las iglesias evangélicas y a todo el que predique de Jesucristo. La comunidad evangélica en la India ha manifestado que la persecución y el ataque hacia los cristianos se ha intensificado y esta vez la violencia es a niveles extremos.

10 familias cristianas huyeron de Rajastán, ubicado el noroeste de India, al ser hostigados y acechados por estos grupos terroristas. El Pastor Malkeet Singh declaró que desde el pasado mes de junio estos grupos extremistas vigilan que nadie se reúna para orar o adorar a Dios, y las amenazas de muerte son constantes;  niños y adultos son intimidados, llevan meses sin poder reunirse.

El secretario regional del Grupo Amigos de Oración Misionera (FMBP) Rajamman Johnson, afirmó que más de 5000 personas se reunieron frente a la casa del pastor Singh junto a una estatua de un dios hindú y lo obligaban a que el y su familia proclamara y firmara en un papel que honrarían el hinduismos y sus dioses.

El Rev. Singh estuvo escondido por varios meses hasta que los extremistas lo encontraron y aunque le realizaron un ritual de re-conversión al hinduismo aun permanecen las amenazas para el y su familia si descubren que predican de Cristo.

Este grupo terrorista afirma que pertenecen a las autoridades del estado y que pueden hacer lo que quieran y la policía y el jefe de las aldeas alimentan sus acciones asesinas en contra de los cristianos. Anil Masih un líder cristiano asevero que miles de familias han dejado de realizar reuniones de adoracion a Dios por temor a que sus hijos y sus propias vidas corran peligro.

Deja tu Comentario

comments